LA CARACOLA

CENTRO INFANTIL EN EL VALLE DE LOS CHILLOS

Comunidad de aprendizaje

wa.link_egzgeg

     

TE ACOMPAÑAMOS

Estamos ubicados en EL VALLE DE LOS CHILLOS: Panzaleo OE3–242 y Abdón Calderón, sector colegio La Salle.

¿Qué queremos?

ACOMPAÑAr y apoyar

Durante los primeros años de vida de niñas y niños pues son determinantes para su futuro desarrollo neuro-psico-social.

crear Y OFRECER

Ambientes y espacios preparados y organizados para que las niñas y niños aprendan por medio de la experiencia y movimiento libre.

P1000486

fomentar e incentivar

Las experiencias afectivas, motrices y sensoriales, para satisfacer la necesidad genuina de desarrollo personal de cada niña y niño.

construir juntos

Espacios seguros y lazos de solidaridad con las familias que conforman la Comunidad de aprendizaje La Caracola.

Historia de la institución

El nombre de “La Caracola” está inspirado en el modelo de pensamiento en espiral sinónimo de armonía y equilibrio, como una alternativa al modelo de pensamiento lineal que es predominantemente, reduccionista y patriarcal. 

Nos mueve el pensamiento en espiral pues permite conocer la naturaleza de las cosas sin abstracciones, con todas sus partes conectadas unas con otras, pues nos ayuda a resolver los problemas generados entre la acción y la reflexión.  Las palabras y las ideas son generadoras de energía, como semillas y huellas en las mentes, que son las que definen nuestro futuro y nuestras formas de pensar en la vida adulta. 

La Caracola simboliza el pensamiento en espiral, que además nos recuerda el sentido etimológico de la educación: estar en constante transformación e interacción desde dentro hacia afuera, aprendiendo desde las experiencias reales, lo cual nos recuerda que la educación debe estimular el auto descubrirse para que desde su autenticidad se proyecten hacia el mundo. 

La Caracola busca el fluir constante y sin fin de la vida y naturaleza de la que somos parte, que se construye y transforma constantemente, y en este sentido la educación debe ser un fluir constante y un proceso de deconstrucción continua, enseñando a las niñas y niños a recordar el pasado para poder proyectarse en el futuro con responsabilidad, libertad, solidaridad y amor por la vida. 

¿Qué hacemos?

APRENDEMOS jugando

1.2
El huerto es un espacio que enseña por si mismo. Aprendemos  a conocer, valorar y respetar la tierra, las plantas y los animales, mientras sembramos y cosechamos, a la vez desarrollamos motricidad y pensamiento reflexivo y crítico, trabajamos emociones y generamos relaciones socio-afecivas.
Los espacios amplios en medio de la naturaleza permiten el movimiento libre y el desarrollo de la creatividad. Los espacios preparados generan interés por aprender descubriendo los materiales y sus usos. En la Caracola los espacios invitan a generar conocimiento nuevo. 
Conocemos las dificultades que tienen las personas cuidadoras en casa para acompañar el desarrollo integral. Ofrecemos asesoría, acompañamiento y seguimiento individualizado. Te ayudamos a crear espacios preparados y compartimos contigo los materiales y metodologías que usamos en La Caracola. Queremos facilitar el trabajo de las personas cuidadoras sin descuidar las necesidades de los niños y niñas en cada etapa de su desarrollo.

Creamos una red entre las familias que formen parte de La Caracola para apoyarnos y aprender de las experiencias y saberes colectivos. Generamos reuniones mensuales y talleres temáticos donde se expondrán los aportes que puede hacer cada familia para aprender y enseñar, de tal forma que se puedan generar recursos y actividades para toda la familia.

Ofrecemos talleres dirigidos a los niños, niñas y jóvenes de la familia para aportar en el desarrollo integral. Además de talleres especializados para madres, padres, abuelas, abuelos, tíos, personas cuidadoras, para brindar herramientas para el cuidado de los niños y niñas en casa. 

Conocer las experiencias pedagógicas de otras escuelas que comparten nuestra visión y objetivos para desarrollar habilidades y oportunidades de aprendizaje diferentes y diversas. 

talleres e intercambios

apoyo academico 

apoyo extra curricular

Conocemos las dificultades que puede significar cumplir con las tareas escolares regulares. La Caracola ofrece la oportunidad de apoyar a niñas, niños de hasta 12 años con sus tareas, pero con un enfoque diferente. Ofrecemos espacios amplios y tranquilos  para que se sientan libres, relajados y motivados para realizar  sus tareas, con la guía de los profesionales de La Caracola. 

Queremos despertar el interés y motivación en los niños y niñas para hacer sus tareas, pues pueden disfrutar de practicar deportes o jugar al aire libre en las instalaciones de La Caracola. Hacer tareas escolares por las tardes no debe ser una nueva escolarización. La Caracola ofrece la oportunidad de disfrutar de tiempo libre e interactuar con niños y niñas, en contacto con la naturaleza.  

La Caracola ofrece alimentación y transporte de regreso a casa, luego de terminar las tareas escolares. Queremos que La Caracola sea como un segundo hogar, un espacio seguro y divertido para disfrutar sanamente del juego libre en las tardes. 

La caracola en radio Pichincha.

La educación no es un privilegio, es un derecho !

La educación no debe ser un privilegio

En radio Pichincha.

De    9   a   10 am.

El día   20.08.2020

Radio Pichincha Universal, 95.3 FM, Quito

compartimos nuestra experiencia

https://www.compartirpalabramaestra.org/actualidad/articulos-informativos/la-educacion-no-es-un-privilegio-es-un-derecho

Nuestras instalaciones

infraestructura

Espacios verdes amplios

Los espacios amplios y en contacto con la naturaleza facilitan el movimiento en libertad que permite el desarrollo motriz, sensorial, físico y emocional equilibrado. Privilegiamos los espacios preparados al aire libre. 

Espacios creativos

Los espacios preparados ofrecen recursos y materiales de uso libre que facilitan el desarrollo de la creatividad y motivan la interacción colectiva.

Espacios que liberan

Los niños y niñas juegan libres en el rincón del agua y en el arenero, a la vez aprenden a procesar y liberar emociones. En estos espacios se de

Espacios de la Comunidad

Queremos construir conocimiento colectivo y compartir nuestros saberes. Las asambleas son en espacios abiertos y ambientes relajados. 

Espacios sensoriales

Aprendemos desde la experiencia y por medio de los sentidos. Proponemos espacios para ser explorados y descubiertos usando todos los sentidos. 

Espacios para descubrir

Las sensaciones que provoca en los niños y niñas tocar diferentes texturas permite activar los sentidos y aprender en libertad. Ofrecemos diversos materiales concretos 

Espacios que enseñan

La huerta es un espacio que «enseña» por si misma. Interactuar con plantas y animales fortalece el amor y el respeto por la vida, a la vez que potenciamos el desarrollo motriz  y sicosocial

Espacios que proponen

Los espacios preparados y los materiales adecuados despiertan la imaginación y generan interés en aprender jugando

Espacios que unen

Los círculos son espacios energéticos que nos permiten expresar lo que sentimos y queremos, vernos y escucharnos, crear comunidad. 

Espacios con material cognitivo

Preparamos espacios con materiales que propician el desarrollo cognitivo y la concentración. Nos guían las metodologías de aprendizaje libre y respetuoso. 

EDUCAMOS EN LIBERTAD Y CON AMOR  

lA CARACOLA TE ACOMPAÑA